Bandera verde

Buenos días desde #mislunesenfacebook , aunque sea miércoles por la tarde 🙂 Mas vale un poco tarde que nunca 🙂 La semana pasada decidí bajar a la playa , para romper un poco mi agenda, es la ventaja de tener tu sede principal de trabajo a 20 metros del mar. Una vez desplegada la toalla, de repente vi a dos personas mayores con el agua a la altura de las rodillas cogidos de las manos el uno al otro sin perder el equilibrio. Al observar su rigidez tuve la sensación de que algo estaba pasando, así que me levanté y fui hacia ellos, aumentando mi velocidad a medida que me acercaba. Cuando los tuve enfrente de mi, me di cuenta que juntos, apoyándose el uno el otro, estaban anclados en la arena 🙂 Tengo que deciros que había bandera verde después de las tormentas, el mar era una balsa de aceite, pero la arena no estaba lo suficientemente sólida.
Y en eso consiste la vida, no en disfrutar del mar que también, si no en apoyarse el uno al otro cuando el agua está a la altura de las rodillas, a la altura de la cintura, y también a la altura de la nariz. Feliz miércoles