Encuentro con Sócrates

20245344_776536525860283_4449547232983489099_n

Buenos días desde mis lunes en Facebook. Hacia mucho tiempo que no coincidía con Sócrates. Ha sido una sorpresa encontrármelo esta mañana temprano en el mercadillo al acercarme a la parada de los plantones aromáticos tras sortear un carro a lunares, un maniquí, una silla plegable de un anciano vigilando sus billetes de cuando la guerra, y a tres tenores cantando al únisono “ a l´euro, a l´euro, a l´eeeeeuro….to pa liquidaaaaaar !!!, venga boniiiiiiita, que lo regalo toooooooo” . La mañana promete 🙂 🙂 “Aprovechad guapas las mejores ofertas y la bolsa gratis ¡!!” Cuanto tiempo hacia que no me acercaba al mercadillo. Socrates se detenia frente a la saborija, el poleo, la salvia, el tomillo, la hierbabuena… El vendedor de la parada flipaba un poco por que dudaba si era un pintor famoso, algún turista, o algún iluminado. Al decirle que se trataba de Sócrates, entre la incredulidad y la sorpresa, me ha radiografiado sutilmente : ) 🙂 🙂 con cara de “¿ qué diu este?” . “ Vamos vamos que nos vaaaaamos, que ya no me queda nada” “ oferta !!!!!!!! huevos gordos y supergordos” ., “ al aaaaaaaaajo al rico aaaaaaaaaaaajo” … 🙂 🙂Sócrates eguía avanzando y el aroma de la parada de las aceitunas impregnaba su túnica y los últimos “tops” de moda para quinceañeras de la parada de al lado. “Aquíiiiiiii la ultima moda, Aquíiiiii, Aquíiiiii, que hoy lo vendo to… por mi mare” . Aproveché que el maestro se detuvo en la parada de relojes de arena, especias, collares de madreperla y sandalias de cuero, para preguntarle qué hacia por el mercadillo. Y con una voz grave y sin apenas parpadear me dijo: Querido Pascual, hace unos siglos, ya se me veia paseando por todos y cada uno de los diferentes mercados de la Ciudad de Atenas. Un dia uno de mis discípulos me pregunto: “ Maestro hemos aprendido de usted que todo sabio lleva una vida simple, pero usted no tiene ni siquiera un par de zapatos y todos los días lo vemos en el mercado principal admirando mercancías. ¿ podríamos juntar algún dinero para que pueda comprarse algo? “ A lo que, respondí: “ Tengo todo lo que deseo pero me encanta venir al mercado para descubrir que sigo siendo completamente feliz sin todo este montón de cosas “
“ Maaaaaaaaaaari Maaaaaaaaaaari a one euro… one euro…diresto de fabrica, todo a one euro, Ole ole ole “ 🙂 🙂 Feliz semana 🙂 🙂