Reforzar el cambio en si mismo

Buenos días desde #mislunesenfacebook . Una de las cosas que aprendo diariamente con mi trabajo es que la velocidad de cambio de las personas puede ser tan diferente como las distintas variedades de matices que encontramos en toda la escala cromática entre el blanco y el negro. Ayer domingo decidí cocinar por primera vez desde que estamos confinados. Hasta ahora comía, que no se asuste nadie 🙂 sano 🙂 pero poco elaborado :). ¿ qué es lo que motiva a las persona a cambiar?. En mi caso, ser consciente de los beneficios con la adquisición de mi nuevo hábito, beneficios que tengo que descubrir y madurar por mi mismo. Difícilmente nadie puede acelerar este proceso por nosotros, salvo excepciones de emergencia, o vida o muerte. Si tuviese que recompensarme por el éxito de mis cambios, como por ejemplo el de mi tímida incursión culinaria de ayer, probablemente no me permitirían ni enviar un correo a “MasterChef” ni para pedir información sobre a qué hora emiten el programa 🙂 . “Cambio” no es sinónimo de “éxito”, de ahí la importancia de recompensar el cambio en si mismo si queremos ser creativos, solo asi enseñaremos a nuestro cerebro que los cambios son buenos, que los cambios son el camino para seguir creciendo. Si nos recompensamos solo por los éxitos, vamos a limitarnos de tal manera que muchas cosas ni las intentaremos, debido a esa voz egoica disfuncional a la cual le encanta aparecer cuando estamos pensando en cambiar, para sabotear todos nuestros intentos :). Respecto al pollo al horno ( mirad que la receta era fácil, ehhh ¡!!) deciros que bajo mi punto de vista, no llegó a tostarse demasiado 🙂 :. Eso si, el helado cremoso con pepitas de chocolate que me compré para celebrar este cambio hacia mi nuevo rol de cocinero, estaba de muerte. Con estos premios que me hago para seguir en el camino del cambio en si mismo , mañana me animo, si o si, con una reparación de un grifo que gotea desde hace unos días. Cogeos fuerte que vooooy ¡!!!! Feliz semana