Sesgo de Negatividad 2,66

15253524_637465356434068_5370070868552528377_n

Buenos días desde mis lunes en Facebook. ¿Habéis oído hablar del sesgo de negatividad 2,66 ? Normalmente solemos prestar más atención a las experiencias negativas que a las positivas. Los estímulos negativos son más dominantes, y las respuestas ante las amenazas son más rápidas que las respuestas ante las oportunidades y placeres. En el día a día el efecto de las cosas buenas se olvida más rápido que el de los sucesos malos. ¿No es cierto que le damos más importancia a perder 100 euros que a ganarlos 🙂 🙂 ?
Desde que nacemos, a nivel genético, venimos al mundo con un sesgo de negatividad que algunos estudios cuantifican en 2,66. Un sesgo que la evolución nos dio para protegernos de las amenazas ambientales. Hace miles de años había mucho peligro fuera de las cuevas; ir a cazar significaba un riesgo enorme y había que protegerse ante esas amenazas para poder sobrevivir. Este sesgo ayudaba a nuestros antepasados a estar alerta ante el peligro. La persona que lo ignoraba una sola vez, podía acabar muerto o mutilado. Pero hoy en día, este sesgo negativo más que ayudarnos, nos puede perjudicar. ¿Conocéis gente negativa por naturaleza, que ve peligros donde no los hay? ¿No es limitante esta percepción de la realidad? Pues bien, para lograr superar ese sesgo, por cada interacción negativa, tenemos que vivir 2,66 interacciones positivas, y si redondeamos, por cada interacción negativa tenemos que tener tres interacciones positivas. Si no conseguimos esta relación de 1 a 3, nuestro nivel de bienestar disminuirá. Si pasamos al campo de las parejas, hay estudios que apuntan que para que una pareja sea estable, la relación entre interacciones negativas y positivas tiene que ser de 1 a 5 como mínimo. Es decir, por cada discusión o situación negativa, tenemos que tener 5 situaciones positivas🙂 🙂. Así que vamos a ir pensando como compensar las situaciones negativas 🙂 🙂. Y teniendo presente la relación 1 a 5, esta semana yo me pongo el reto de mejorarla a 1 a 6. Y aprovechando que el Pisuerga para por Valladolid 🙂 🙂 y aplicándolo al trabajo, que por cierto me apasiona, acabo de decidir que esta semana voy a trabajar solo 1 día por 6 de descanso 🙂 🙂 Tengo que predicar con el ejemplo. 🙂 🙂 Que tengáis una semana de puentes SESGADAMENTE POSITIVA.