Sobre el cambio

Buenos días desde #mislunesenfacebook, aunque sea martes, estos días estoy reflexionando sobre el cambio. Obelix cambió al caerse en la marmita mientras Panorámix preparaba la poción mágica. A Spiderman le pico una araña radioactiva. A veces tropezamos con el cambio sin querer, obviamente no todos los cambios son tan golosos y excitantes como el de Obelix y Spiderman, y ni las pócimas son tan mágicas, ni las picaduras tan poderosas. ¿Presentir que un@ está en el inicio de un nuevo camino, sin saber la magnitud, ni por cuánto tiempo, ni si será hacia el oeste o más hacia el este, o tal vez hacia el norte dónde nace el frio, o hacia el sur rodeado de mares, es la antesala de sentir?. ¿Presentir es sentir? ¿Sentir es querer? Acabo de decidir, ya que esta decisión es conveniente para iniciar nuevos caminos, que presentir, sentir y querer, sean sinónimos durante esta semana y así mi duda queda resuelta. Por lo tanto si lo que realmente se PRESIENTE es un cambio, entonces lo que realmente se QUIERE es un cambio. Y ahora solo me queda pensar que significa “cambio”. Seré breve, porque aquí no tengo ni la más mínima duda: “el cambio simplemente consiste en el modo en el que las cosas son” Feliz pócima o picadura de araña